Juego de Tronos es una mierda. Solo hay dragones volando, gente follando y personas desangrándose. Además, la serie ha entrado en un círculo vicioso en el que se repite la misma historia: hacen que te enamores de un personaje y después se lo cargan.

¿Qué clase de serie hace eso? ¿No veis que es una pérdida de tiempo que crea fans idiotas? ¿Por qué la veis? ¿Acaso sois unos idiotas?

Tengo que admitir que, de ser así, yo sería la idiota número uno del reino, porque es precisamente esa locura, esa mezcla explosiva de guerras, sexo y zombis, junto con la enorme obsesión de los personajes por sentarse en el Trono de Hierro (cosa que debe darles un dolor de culo del copón) lo que hace que sea una de las series más vistas de la historia.

Así que ¡bingo!, si la disfrutáis tanto como yo, decidlo, gritadlo a los cuatro vientos, porque también sois unos idiotas.

Un trabajo sin precedentes

Y es que es precisamente esta gran audiencia de idiotas entre la que me encuentro la que hace que los productores inviertan unos diez millones de dólares por capítulo.

La que pide que los escenarios sean cada vez más realistas haciendo que tengan que rodarla en más de ocho países distintos.

La que provoca que tarden más de medio año en la posproducción.

La que exige que hasta el mínimo detalle esté perfecto porque, de no ser así, la gente empieza a decir que el capítulo tiene incoherencias y que es una mierda.

¿Por qué ver una serie que tiene 150.966 muertes cuando podéis disfrutar de la lujuria y la traición en Pasión de Gavilanes?

Así que decidme, ¿de qué coño os quejáis?

Número de muertes en Juego de Tronos

Una amiga mía ha hecho un post increíble sobre por qué es importante leer Canción de Hielo y Fuego, si te gusta la serie. ¡Descúbrelo!

Os he oído quejaros de que la serie era demasiado bruta, pero ¿a quién no le gusta el morbo?, ¿quién no ha gozado cuando envenenaron al despiadado rey Joffrey Baratheon (Lannister, para los amigos) o cuando La Montaña le aplastó el cráneo a Oberyn Martell?

Si tu respuesta es a favor de este universo tan ingenioso y fantasioso creado por George R. R. Martin, siéntete muy orgulloso de ser un completo idiota como yo.